Seguridad Activa y Pasiva, cosas que debes tomar en cuenta

Seguridad Activa y Pasiva

Uno de los grandes problemas de todo el mundo es la seguridad vial, entre más desarrollada es una ciudad, hay más crecimiento poblacional y por ende mayor tráfico de personas, ya sea a pie, en moto o en el vehículo, todo ello suma y suma probabilidades de accidentes o siniestros que se puedan suscitar, es por ello que  es de vital importancia estar enterado de algunos consejos y conocimientos básicos en relación a la seguridad activa y pasiva en una ciudad.

Las estadísticas arrojan datos verdaderamente alarmantes, por ejemplo l Organización Mundial de la Salud o mejor conocida como OMS ha concluido que  se producen alrededor de 800.000 muertes y 20  millones de heridos anualmente en todo el mundo, y todos ellos relacionados con situaciones de tráfico en las grandes ciudades.

Estadísticas

Otros números que te ponen a reflexionar son los siguientes: por ejemplo en España, anualmente hay alrededor de 9.000 fallecidos, o 15.000 nuevos inválidos a causa de un accidente en el que pueden perder la movilidad en las piernas, en los brazos o incluso perder la capacidad volitiva para discernir las cosas, en otras palabras quedan con daño cerebral.

Seguridad Activa

Las marcas ya sea de automóviles o motocicletas en todo el mundo han puesto su mayor empeño en minimizar las consecuencias tras un accidente de tráfico, mientras que otras se encargan de prevenirlos a toda costa; la primera se trata de un tipo de seguridad pasiva, mientras que la prevención se refiere exclusivamente a la seguridad activa.

Seguridad activa

En este sentido hay mucho de qué hablar, la seguridad activa está encaminada a evitar que se produzca un accidente de tráfico, por ejemplo al estar en perfecto funcionamiento el sistema de frenos, la climatización, las llantas  y las luces de emergencia, que las suspensiones estén en correcto funcionamiento y que las probabilidades de fallo sean mínimas.

Seguridad Pasiva

Todo lo anterior conlleva una práctica muy importante por parte del piloto, por ejemplo el de revisar el líquido de frenos, o la presión de aire en los neumáticos, o el buen funcionamiento de las luces de dirección, o que la batería esté bien cargada en todo momento. Todo ello es parte de la seguridad activa.

Seguridad pasiva

Ésta entra a colación tras haberse dado el accidente, es decir que su objetivo es minimizar las consecuencias de un accidente de tráfico, por ejemplo amortiguar los daños y prevenir lesiones muy severas. Dentro de esta categoría de seguridad están las bolsas de aire, los cinturones de seguridad, reposacabezas e incluso el diseño del chasis en un momento determinado.

Para terminar te dejo con la reproducción del vídeo que antecede, se trata de un material audiovisual en el que se explica el funcionamiento de varios de los sistemas de seguridad pasiva en los coches.


Deja un comentario

Connect with Facebook