Fallos en el Control Electrónico de Estabilidad

Control Electrónico de Estabilidad

Uno de los más grandes desarrollos que han tenido las diferentes compañías constructoras de automóviles es la incorporación del ESP las funciones normales del vehículo, se trata de un control para la estabilidad de la máquina que se regula de una manera electrónica, a continuación podrás enterarte de algunas de las causas por las cuales puede llegar a fallar, y las precauciones que se deben tomar en cuenta para no sufrir algun accidente a consecuencia de ello.

Algunas de las funciones del ESP es mantenerte sobre las cuatro ruedas en caso de deslizamientos o derrape inesperado, a veces se toman con exceso de velocidad las diferentes curvas, es por ello que dicho control estabilizador siempre tiene que estar listo para entrar en acción.Fallos en el ESP

El testigo siempre encendido

Si ves que el  testigo del ESP siempre está encendido lo más probable es que haya una avería, es muy probable (en relación a los coches modernos) que la avería sea mínima y puedas repararla tú mismo; sin embargo cuando el problema es más avanzado lo prudente es ir al taller de la marca para que reparen.

Componentes del Control Electrónico de Estabilidad

Si decides hacerlo funcionar por tu cuenta lo primero que debes hacer es quitar el contacto y volver a arrancar el coche, si se soluciona el problema quiere decir que era un fallo puntual; sin embargo si la avería persiste debes probar otras alternativas como las siguientes.

Posibles soluciones

Debes comprobar si la batería del automóvil está bien de tensión, o bien si el fusible no está fundido y la caja de fusibles está limpia y sin deterioro; también es posible que el testigo se haya encendido en el momento de iniciar el arranque, esto es un error del chek-control o alguna conexión floja; una solución simple es mover el coche unos metros en volver a arrancar el propulsor.

Imagen del Control Electrónico de Estabilidad

Siendo el ESP un método de seguridad fundamental para ti y para los que te rodean, no debes darte por vencido fácilmente en relación a su reparación. Si el testigo del ESP se enciende justo al pisar el freno puedes comprobar que el interruptor de luz funcione correctamente, debes apagar el motor y encenderlo nuevamente, roza apenas el pedal del freno, y si el problema se repite es posible que debas cambiar el sensor de pedal de freno.

Llévalo al taller

Si has probado todas las opciones y aun las que no he mencionado aquí, entonces lleva tu coche al taller, lo más seguro es que el problema sea sencillo y sólo necesite ser reseteado o reprogramado; o en el peor de los casos deberán de sustituir elementos que seguramente elevarán la factura de reparación, así que suerte.

Y para que te quede una idea más clara de lo que es el Control Electrónico de Estabilidad, te dejo con la reproducción de un vídeo que te mostrará paso a paso como se lleva a cabo su intervención en el momento que el coche lo necesita.


Deja un comentario

Connect with Facebook