Malos hábitos que se heredan

Una investigación ha demostrado que los malos hábitos al volante son hereditarios. Se supo que los jóvenes que más se distraen en el coche son hijos de conductores que tuvieron (o tienen) conductas similares. Uno de las conductas que más se repiten es el hablar por teléfono móvil mientras se conduce.

La investigación fue realizada por la Universidad de Michigan (Estados Unidos). Se demostró que muchos de los jóvenes propensos a la distracción cuando están en el volante son hijos de conductores con comportamientos parecidos. El estudio fue liderado por Ray Bingham y patrocinado por la empresa Toyota.

Para llegar a las conclusiones se analizaron 5500 encuestas telefónicas y 800 entrevistas presenciales planteadas a jóvenes y adultos. Únicamente el 10 por ciento de los padres admitió usar un reproductor de música en el coche, pero los jóvenes aseguran que los padres si los utilizan con frecuencia.

El 25 por ciento de los jóvenes escribe o lee mensajes de texto cuando están viajando por la ruta.

Estos fueron algunos de los datos obtenidos, dentro de poco tiempo se brindarán más. Mientras tanto los accidentes de tráfico siguen siendo la principal causa de muerte entre los adolescente del país.

Vía | La Vanguardia
Foto | Flickr

 


Etiquetas: ,

Deja un comentario

Connect with Facebook