Problemas con el piloto automático

Si bien cada día estamos más cerca del coche que conduzca por nosotros aún deberemos esperar un poco, se ha trabajado mucho al respecto y ya es técnicamente posible pero todavía se debe pasar por la peor prueba, la legislación vigente.

Gracias a los avances que se generaron en los sistemas electrónicos se podría llegar a lanzar en breve el automóvil que se maneja de manera autónoma. De hecho ya son muchos los modelos que han incorporado el dispositivo que funciona de esta manera por unos segundos, los mismos son muy útiles a la hora de contar con alertas cuando se producen un cambio de carril involuntario o cuando los controles de velocidad están activos con reguladores de distancia de seguridad.

Pero el problema está en la legislación vigente, ya que se exige un conductor con licencia que sea el responsable del coche. Por ejemplo, en el caso de que seas multado por cometer alguna infracción no podrás escudarte diciendo que sucedió porque el sistema de alerta ha reaccionado tarde. Las multas deben ser pagadas por ti y no por el fabricante de tu vehículo.

Si bien puede llegar a ser una liberación que tu coche te lleve y te traiga debe existir cierto grado de seguridad y responsabilidad en los dispositivos que se usan. En el caso de existir los sistemas correctos el papel de las personas seré el de supervisar el coche, a partir de esta situación nos ponemos a reflexionar:

Qué es lo que sucede si el conductor ya no realiza esta función, que nos garantiza que en lugar de estar atentos a los que pasa en su entorno se ponga a dormir o a enviar mensajes de texto con tu teléfono móvil

En medios de transporte como el avión o el ferrocarril (en los cuales ya existe la figura del piloto automático) se alcanzan velocidades en que el ser humano no es capaz de reaccionar a tiempo. Entonces tendríamos que pensar que sucedería con un automóvil. Por ejemplo, en el modelo Sartre de Volvo se estima que en una caravana de coches que circulan a pocos centímetros uno de los otros quizás o se podría evitar un accidente aunque se tomen los mandos al detectar el problema.

Para conocer la opinión de diferentes conductores, desde el Instituto Avanzado de Conductores re realizo una encuesta cuyos resultados fueron:

  • El 50 por ciento piensa que este sistema nunca será una tecnología popular
  • El 56 por ciento que no se pondrá en vigencia antes de los 10 años
  • El 8 por ciento que eliminar al conductor es una irresponsabilidad
  • El 22 por ciento que si se atrevería a comprar un coche sin conductor
  • El 50 por ciento considera importante que el coche tome el control sólo ante un choque inminente

Foto | Flickr


Deja un comentario

Connect with Facebook