Las discusiones al volante son tomadas como factor de riesgo

discusiones al volante

Creo que no es necesario recordar que detrás de cada siniestro vial, se encuentran sucesos externos e internos que probablemente han podido influir dentro de la capacidad de atención del usuario, como cuando se conduce fumando, exceso de confianza, situaciones emocionales o de estrés.

Pero ahora gracias a un estudio de Prevensis, sobre la influencia de las emociones en la conducción haciéndose denominar como ‘Zen Driving’, que afirma que discutir mientras se conduce con el acompañante reduce la atención del conductor en un 26% equivalente a una tasa positiva de alcohol en sangre.

Tensión al volante

Al parecer siempre se les han considerado los acompañantes o pasajeros de un automóvil como conductores pasivos, ya que de una u otra manera influyen sobre la persona que va en el volante.

Creo que a todos nos encantaría que los coches tuvieran un piloto automático, como en el caso de los aviones para desligarse de la tensión al volante, sobre todo cundo el itinerario se hace monótono por esas rectas interminables.

Emociones al volante

Según el estudio ‘Zen Driving’, ha servido para comprobar como detrás de cada uno de los accidentes se encuentra un componente emocional e incontrolado que es el causante de los accidentes.

Para que puedas cuidar tu salud y la de tus acompañantes, la mejor opción al volante es ir atentos a las situaciones que genera el tráfico para que no se pierda el control del automóvil a la hora de circular en las carreteras.


Deja un comentario

Connect with Facebook