Binomio, mentes ocupadas y manos libres

mentes ocupadas
Hace poco hablaba sobre la herramienta más poderosa que tiene el ser humano para guiarnos de manera segura en la carretera, en ese entonces mencionaba que el cerebro era quien controlaba la complejidad de los procesos que nos hacían actuar; ahora que ya se sabe qué es y para que sirve, se debe entender la forma de manejar para que este sea efectivo y su aplicación pueda ser la correctas.

En esta ocasión entra a intervenir otro factor que a veces provoca que el cerebro procese informaciones paralelas y pierda la atención en una actividad en concreto, me refiero a circular en mano. A pesar de que se trata de una regla que se recomienda no se quebrante cuando se ve a través del parabrisas notas un alarmante número de personas que ignoran esto.

Se sabe pero no se hace

Estoy seguro que quienes cometen estas infracciones saben el error que están cometiendo, sienten ese pedacito de culpabilidad en su interior pero su negligencia puede más en esos momentos y tan solo se vuelve un recuerdo.

mente

No es necesario decirlo pero para aquellas personas que aun no lo sepan, hace años se inventaron artilugios que permiten satisfacer nuestras necesidades de teléfono a distancia mientras se desplaza por la carretera.

Evolución constante

Como decían al principio, la mente es la herramienta más poderosa que tenemos, pero dependerá de cómo la eduquemos y la formemos a través de los tiempo, y creo yo, una manera de hacerlo es siguiendo las reglas.

Nunca olvides que la imprudencia de un conductor va más allá de su insensatez al volante, es más, representa un peligro constante para una sociedad que esta cansada de personas con el mismo problema de siempre.


Deja un comentario

Connect with Facebook