PTC Escuela: el neumático, adherencia, tracción, sobreviraje y subviraje

El neumático: adherencia, subviraje y sobreviraje

La última parte del curso de conducción de turismos en PTC Escuela se centró en los neumáticos. Son una de las partes más importantes del vehículo ya son las que están en contacto con el suelo. Más allá de la presión correcta, el dibujo adecuado, etc. están otros valores muy relevantes para la seguridad durante la conducción.

Un neumático puede recibir hasta un 100% de fuerza. Ésta se divide entre la aceleración y el frenado por un lado, y girar a la derecha y a la izquierda por otro. Si se supera ese 100% el neumático pierde agarre y se producirá una situación de derrape. Es decir, si se está acelerando y el neumático recibe una fuerza del 60%, solo podrá girar hacia un lado un 40%. Por esta razón si estamos acelerando o frenando a tope (al 100%) el neumático girará si giramos el volante pero no tendrá opción de agarre, en esos casos habrá que aliviar la carga hecha sobre el neumático para que pueda empezar a traccionar y girar.

Hay dos efectos que hay que conocer: el subviraje y el sobreviraje. El primero se produce cuando hay una pérdida de adherencia en el tren delantero. Las ruedas pierden en la parte delante el agarre y nos da la sensación de que no se gira. La solución correcta en esta situación es dejar de pisar el acelerador o bien frenar, a ser posible con las ruedas rectas, para luego girar más. Es importante destacar que no por girar más el vehículo se va a desplazar hacia el centro ya que no hay tracción y no seguirá nuestras órdenes.

El sobreviraje se genera cuando el coche pierde tracción atrás y por la inercia de la curva se desplaza demasiado y gira más de lo que queremos. En este caso, aunque parezca ilógico, la forma de controlar el derrape es acelerar más y girar el volante hacia el lado contrario. De esta forma el vehículo pierde tracción adelante, agarra más atrás y la parte de adelante que se estaba metiendo demasiado hacia la curva, otra vez por la inercia que llevamos, al acelerar pierde agarre y sigue a su posición natural que sería saliendo de la curva. En la situación de sobreviraje, si se frena, el efecto que se consigue es un trompo (giro completo del vehículo). En caso de tener suerte esto no es peligroso ya que el coche podría quedar en el mismo carril y evitar así el accidente.

En el curso que ofrece PTC Escuela nos enseñan a controlar el coche en esta situación, sintiendo la respuesta del coche y explicándonos cómo resolver cada solución de perdida de tracción o derrape.

Más información | Cursos de Conducción


Deja un comentario

Connect with Facebook