El peatón y la acera, coexistencia necesaria

El peatón

Se trata de una enseñanza que se da desde que somos niños, es aquel concepto que nos refiere a que la acera es como la casa, que sin alejamos de ella los peligro aumentan de forma considerable. Se trata de un espacio que ha sido creado desde hace mucho años especialmente para los peatones, el problema es que desde ese entonces esta regla se ha quebrantado en varias  ocasiones.

Cada casa, cada rincón de espacio en una ciudad urbana sabe lo importante de dejar un espacio adecuado para este concepto, pero no basta con saber lo que hacen los propietarios de cada hogar, hace falta saber que están haciendo los coches para evitar problemas con estos espacios.

Casos repetidos

Todos los años es lo mismo, conductores que dejando atrás la cordura del buen entendimiento no respetan estos lugares y es entonces cuando suceden aquellos trágicos accidentes “en la casa del peatón”.

Ahora bien, que nos dice la ley, bueno el decreto real informa que “se penalizará toda aquella negligencia por parte de un con ductor siempre y cuando se puede comprobar el hecho en sí”.

Respeto a los demás

Soy de los que va a favor del aquel dicho que dice así: mejor prevenir que lamentar, cierto es que las leyes existen para penalizar, pero por que no evitar el problema de ir a parar a tribunales, es simple, mantener el respeto por los demás.

Así pues, el hombre y la acera, la acera y el hombre, dos conceptos que deben vivir en conjunta armonía, sin embargo a veces las imprudencias de algunas personas hace su paso más difícil con el pasar del tiempo.


Deja un comentario

Connect with Facebook