Autobuses sin imprevistos

Autobús conducido por un piloto automático

El Proyecto Guiade del Centro de Automática y Robótica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Politécnica de Madrid, ha creado un prototipo de autobús automático, que cuenta con información inmediata de los problemas que se puede encontrar en la carretera.

El proyecto, proporciona a los vehículos un equipamiento compuesto por por un computador, un sistema de información sensorial y comunicación, que permite la comunicación con el resto de vehículos “automáticos” y también con la central que distribuye la información.

La información que reciben los vehículos es inmediata, hasta ahora, la única manera de enterarse de los percances habituales de la carretera: atascos, accidentes, obras imprevistas… era cuando llegaban al lugar afectado. Mediante este sistema, cuentan con la información que les proporcionan el resto de vehículos, si han frenado de forma brusca, o han pasado un tiempo detenidos, el sistema envía información de que existe un problema en una ruta determinada, que indica al autobús que debe reducir la velocidad al acercarse a la zona del incidente.

El sistema ha sido probado con éxito la semana pasada, se han utilizado dos vehículos, el vehículo que viajaba detrás iba recibiendo la información sobre los contratiempos durante el trayecto.

Desde el Centro de Automática y Robótica del CSIC explican que el sistema que han desarrollado mejorará notablemente la eficacia del transporte público, pero además, consideran que el sistema es muy beneficioso para aplicarlo a otros vehículos de servicios como son los vehículos de emergencias. El sistema puede regular el tráfico mediante una escala de preferencia, por la que si un vehículo de emergencias llega a un cruce regulado por semáforos, la central puede regular los semáforos para que den prioridad de paso al vehículo de emergencias, una vez pasada la ambulancia, la situación vuelve a la normalidad.

Las ventajas de este sistema hacen que los transportes públicos sean mejores y más eficientes, además de más seguros, actuando de forma coordinada. El proyecto ha utilizado el estándar de comunicación WiMax Interoperable, norma de transmisión de datos que utiliza ondas de radio, de manera que garantiza una circulación de los datos segura.

En el proyecto también han participado la Universidad de Alcalá de Henares, la Universidad Rey Juan Carlos y las empresas Albentia Systems y Sociedad Ibérica de Construcciones Eléctricas.

 


Deja un comentario

Connect with Facebook