‘Muy peligroso’, exceso de velocidad en carreteras que limitan al conductor


Sólo falta leer noticias como: “Exceso de velocidad, nada menos que 325 km/h  en una autopista con límites de velocidad 110 km/h. sí, así es, casi el triple del límite legal. Lo peor de la mayoría de los casis similares a este es que casi nadie es aprendido por esta imprudencia. Para casos como este se me ocurre decir tantas cosa y es más las compartiré contigo el día de hoy.

Entre tantas pensamientos, me parece grave hasta cierto punto faltarle al respeto a la ley, pero es hoy día hay quebrantos y quebrantos. Circular a 130 km/h por una vía de 110 km/h es punible, circular a 200 km/h por el mismo lugar ya se considera delito, imagínate lo que pasa con 325 km/h.

Conciencia en los conductores

Es interesantes saber  que, más allá de la increíble sensación de velocidad y adrenalina (y es que yo lo viví en algún tiempo)  que se agrega me pregunto yo, ¿Qué trabajo cerebral se hace como para asumir semejantes riesgos?

No sabría responder a la respuesta exacta a esa pregunta, pero me interesa que tú como conductor valores diferentes ángulos de estas alocadas decisiones, por ejemplo (y creo yo, la más importante) tu vida misma.

El cuidado con los demás

¿Es acaso que tu vida no vale lo suficiente?, no te basta con aumentar la velocidad al límite, no lo sé, pero, creo que si amas en verdad tu vida sabrás que no vale la pena arriesgarse de esa manera.

Interesante también, cuando se corre a esas velocidades el conductor no pensará en las vidas que puede arriesgar, está bien que se corra a altas velocidad, pero en lugares destinados para eso, pero en autopistas así, es una falta de respeto.


Deja un comentario

Connect with Facebook