Una trágico accidente, una lección para toda la vida


El día de hoy comparto una historia que me llamo mucho la atención, no se si para que reflexiones pero es interesante que prestes mucha atención (si tienes hijos mejor aun). Hace dos días salía en el periódico local una noticia que lamente demasiado, el encabezado decía así “Niño muere por descuido del padre al volante”. Fotos que no se me borrarán durante mucho tiempo por la fatalidad del acto.

Otra parte de la nota que se leía mencionaba que el padre del niño que murió era alcohólico, que en más de una ocasión el niño de 9 años le pidió  que no manejara así (relatos de su también imprudente madre) pero él nunca lo escucho. El desenlace para tremendo inmadurez al volante llego esa noche.

Los sucesos

La pareja de esposos acompañados de su hijo salieron a una fiesta familiar por parte del esposo, esa noche la madre lo presintió y se negó asistir pero eso no le importo al padre y de forma brusca la metió al vehículo.

Estando en la fiesta empezaron las rondas con bebidas alcohólicas, algo a lo que al inmaduro conductor trajo alegría y tomando varias copas al cabo de dos horas se encontraba en estado de ebriedad sobrepasando los límites.

Conclusiones

Con la hora muy avanza y con el compromiso de trabajar los padres salieron de la actividad y obviamente bajo el estado en el que se encontraban. Al cabo de unas cuantas calles sucedió lo inesperado, el padre acelero y paso por alto las advertencias de las señalas puestas hace unas horas por ese lugar.

Pocos metros después el vehículo topo de forma estrepitosa con un maquina pavimentadora, pocas horas antes se había dejado esa maquinara para que al día siguiente se empezarán trabajos de mantenimiento. Ahora yo pregunto ¿Vale la pena no seguir las reglas por un hijo? ¿Por qué muchos no aprenden del pasado?


Deja un comentario

Connect with Facebook