Los accidentes de tránsito son una de las principales causas de muertes a nivel mundial.

Más de 3 mil personas mueren cada día en las carreteras y se calcula que el número llega hasta 1 300 000 al año y unos 50 millones sufren traumatismos. Los resultados revelan que la mitad de los fallecidos en los accidentes son peatones, motoristas, ciclistas, conductores novatos y pasajeros de transporte público. Por lo que muchos hombres, mujeres y niños que se dirigen a pie, bicicleta o en otro tipo de vehículo a la escuela o al trabajo; que juegan en la calle o emprenden viajes largos, nunca volverán a encontrarse con los suyos y dejarán tras de sí familias y comunidades destrozadas.

Sirvan estas cifras para considerar las tristes y evitables consecuencias de los accidentes de tránsito y ubicarlos como la tercera causa de muerte en el mundo, según informe de la Cruz Roja Internacional, situándose apenas detrás de las depresiones clínicas y las enfermedades cardíacas, pero por encima de las infecciones respiratorias, la tuberculosis, la guerra y el SIDA.

Así, en los países en desarrollo del hemisferio sur, donde se concentra el 70% de las muertes en carreteras este porcentaje aumenta continuamente.

El impacto de los accidentes de tránsito en las personas económicamente activas, muestra un parecido con el SIDA, ya que entre los 15 y 44 años es la principal causa de muerte entre los hombres y la quinta entre las mujeres.

Los accidentes pueden ser prevenidos mediante la gestión adecuada de la velocidad, cumpliendo estrictamente la legislación sobre conducción bajo la influencia del alcohol, fomentando el uso de cascos y aumentando el uso de los cinturones de seguridad.

Fuente y Foto: Who.int


Deja un comentario

Connect with Facebook