¿Cual es mi opinión sobre la medida de los 110 Km/h?

Si en este blog hablamos de coches y de seguridad vial, seguramente esta entrada tenga también bastante que ver con política, opiniones encontradas y quizá haya incluso quien la vea subjetiva. No obstante, creo que estoy en derecho de mostrar mi opinión personal como conductor y español, dejando claro de antemano que mis ideas no se mueven por partidos políticos y en todo momento trato de ser lo más riguroso y objetivo posible.

Circulación en autopista

Antes de nada creo que el problema es un problema de fondo y no tiene nada que ver con que la situación en uno u otro país sea complicada para que ahora tomemos desesperadas. Ahora es Libia pero antes también hubo incertidumbre con la guerra del Golfo o con la Venezuela de Hugo Chavez, por poner dos ejemplos. No voy a descubrirle a nadie que somos un país con gran dependencia energética, no sólo de combustible, pero sin embargo vemos el problema y seguimos utilizando nuestro vehículos (yo el primero) sin pensar en futuro. Incluso el gobierno nos puso las cosas fáciles para que cambiáramos de coche, el mismo gobierno que ahora nos pide que dejemos el coche en casa.

Si algo está claro es que hemos de ver las cosas desde otro prisma. En otros muchos países el transporte público, la bicicleta para los trayectos cortos y el carpooling, o compartir coche, cuando las dos alternativas anteriores no son posibles, es algo habitual y que la gente no ve como un empeoramiento en su calidad de vida. Aquí por el contrario tenemos, y utilizamos, el vehículo costantemente, no importa si es trayecto corto o largo, si nos vamos a meter de lleno en la ciudad o compartimos la misma ruta que el compañero de trabajo.

La verdad hay que decir, que en muchos casos el transporte no es una opción por la poca frecuencia y líneas que se dispone en muchos lugares de nuestra geografía. Por otro lado la bicicleta o motocicleta es algo que cada vez tiene más cabida en nuestras ciudades, aunque sigue habiendo mucha gente reticente por los inconvenientes que tiene y la fragilidad que tiene frente al resto de vehículos en caso de accidente.

Otra de las cosas que han creado un revuelo importante es la duración y coste del cambio. Una duración de 4 meses, revisables, y un coste de 250.000 € hablan los medios. Este coste tendrá que amortizarlo por algún lado y me temo que las sanciones que habrá en este período serán las encargadas de tapar el agujero.

Camión límite 110

Con la medida del 110 Km/h el gobierno trata de reducir el consumo de combustible que los vehículos tienen en España. Sin ser un experto en el tema, pero dándole una vuelta a los consumos de combustible en turismos, creo que esta reducción de 120 a 110 Km/h no nos va a reportar lo que nos quieren vender. Un vehículo moderno, que puede tener hasta 10 años, consume en torno a 6 litros a los 100 en autopista, mientras que dispara su consumo al circular por ciudad a los 12 litros. Estoy seguro que una limitación en la circulación por ciudad con nuestros coches sería mucho más efectiva en la reducción de consumo del país, liberando de paso el tráfico denso que nos encontramos en hora punta cada día. Aún más, los grandes consumidores de combustible en carretera abierta, los grandes vehículos de transporte de mercancias, no han sufrido rebaja en el límite máximo al que pueden circular.

Alternativas

A continuación propongo ciertas alternativas, que sin ser revolucionarias, se están aplicando con éxito en distintos lugares ayudando al menor consumo de petróleo.

  • Control inteligente de semáforos: En muchas ciudades los semáforos parecen un despropósito haciendo parar la marcha cada 20 metros. Si bien el diseño de los mismos está pensado para tratar de minimizar estos tiempos (esperamos), las condiciones del tráfico cambian, y lo que a las 3 de la tarde puede ser lo mejor para liberar tráfico, a las 7 puede que sea un autentico caos circulatorio. Para manejar estas situaciones existen sistemas que a través de cámaras y de forma automática, regulan dinámicamente la duración de los semáforos, minimizando los tiempos de espera. Sistemas de este tipo ya funcionan en ciudades como Zaragoza o Gijón.
  • Vehículos con pasajeros mínimos: El tráfico denso en los centros de las ciudades son uno de los caballos de quebraderos de cabeza que tienen todas las ciudades españolas. Éste problema podría ser menos si se les exige a los vehículos que entren en esta zona tener un mínimo de ocupantes. Recientemente Fernando Alonso proponía permitir sólo la entrada de vehículos en días alternos según tuvieran la matrícula par o impar. Propuestas similares a ésta están implantadas en San Francisco y en otras ciudades estadounidenses.
  • Implantación de optimizadores de rutas: Las empresas de transporte de mercancias, así como las de transporte público, deberían tener acceso a un sistema promovido por el gobierno en el que introducir sus rutas y se les ayudara con la mejor alternativa para minimizar trayectos y, por consiguiente, ser más competitivos, ahorrando en el proceso combustible. Programas comerciales de este estilo existen, aunque las empresas son reacias a adoptarlos por la falta de información y el desembolso económico que ello acarrea.

Hasta aquí mi análisis de la controvertida y creo que desafortunada medida puesta en marcha en los últimos días. Espero vuestros comentarios y opiniones.


  • eguino dice:

    Sin duda si se optimizase la regulación de los semáforos, se ahorraría una importante cantidad de gasolina. Con esta medida de 110 Km/h, solo se ahorrará una cantidad importante si el desplazamiento es muy largo. El problema es que en desplazamientos largos se perderá mucho más tiempo, por lo que al final si se echan cuentas (sumando el tiempo personal como un coste) se puede observar fácilmente que los viajes salen más caros.

Deja un comentario

Connect with Facebook