Neumáticos, nuestros aliados en la carretera

La seguridad vial es responsabilidad de todos los conductores y una manera de aportar nuestro granito de arena es revisar periódicamente los neumáticos, nuestros aliados en la carretera, algo que, casi todos descuidamos. Porque no nos olvidemos: “los neumáticos transmiten toda la potencia (potencia, aceleración y paso por curva) del automóvil a la carretera”.

Todas las marcas de coches recomiendan un tipo de neumático para cada vehículo basado en criterios de tamaño, rendimiento o peso, y nos indican la presión que deben llevar normalmente en una pegatina situada en la parte interior de la puerta del conductor.

Hay dos tipos de recomendaciones: presión de neumáticos en condiciones normales o presión con el coche cargado. Es decir, a más peso, más presión habrá que aplicar a nuestras ruedas.

Los fabricantes recomiendan la lectura de la presión en frío o cuando el coche no haya recorrido más de 3 kilómetros, y siempre habrá que respetar los estándares indicados; porque tanto si la presión está por debajo como por encima el comportamiento del neumático afectará a la conducción, sufrirá más desgaste del ordinario y además nuestro bolsillo lo notará, porque el vehículo consumirá más combustible.

Si la presión es menor el neumático puede sufrir un reventón, se desgastarán más por el flanco de la banda de rodamiento, y si es mayor se desgastarán más por el centro. Por tanto, las recomendaciones hay que seguirlas con una periodicidad mensual.

Recuerda que todos los neumáticos tienen un testigo de desgaste y si en su dibujo no se mantiene agarrado una moneda de un euro es síntoma de que debemos cambiarlo. En otro post os contaremos las ventajas de usa nitrógeno (pneus) en los neumáticos, mucho más beneficioso para su vida útil que inflarlos con aire.

Vía | Pneus Online, Mitsubishi Motors
Vídeo | YouTube


Deja un comentario

Connect with Facebook