Conducir bajo los efectos del estrés

En relación a los accidentes de tránsito y el estrés provocado por el mismo, se plantea un tratamiento farmacológico, ya que un 15% de conductores afirma estar ingiriendo medicamentos para curar la depresión, la ansiedad, los trastornos del sueño o para dormir mejor.

Este es un dato muy significativo que ha brindado enormes repercusiones que los efectos secundarios de estos fármacos ejercen para la conducción.

Se calcula que una cuarta parte de los casos, estos medicamentos poseen una advertencia acerca de la relación con la capacidad de conducir.

En algunos casos los paciente ignora el riesgo de estos medicamentos, esto se debe a que el personal sanitario no indicar sobre los efectos del tratamiento que ejerce en la capacidad para conducir.

Casi las tres cuartas partes de los conductores no están conscientes de la dominio de los fármacos que son usados para eliminar el insomnio, para relajarse y dormir y más del 60% ignora los efectos de los medicamentos usados para curar la depresión y la ansiedad en la conducción.

Una gran parte de la población interacciona con el tráfico, como peatón, conductor o pasajero de vehículos y se advierte la relación negativa que los problemas de salud pueden perjudicar con la conducción.

En los conductores, se puede asegurar que no se encuentra una concienciación precisa de las alteraciones psicológicas y mentales, como la depresión, la ansiedad o el estrés, con la conducta en el tráfico y los resultados que puede crear para uno mismo y también para el resto de conductores.

De acuerdo a un estudio, el 44% de los conductores españoles aseguro que alguna vez estuvo indispuesto para conducir y entre las razones más importantes que llevan a los conductores españoles a pensar que no están en optimas condiciones para ello, se encuentran las relacionadas con molestias físicas y las molestias psicológicas.


Deja un comentario

Connect with Facebook